Osteoporosis

Se define como una enfermedad ósea caracterizada por deterioro en la resistencia del mismo que predispone a mayor riesgo de fracturas. La resistencia se mide por la densidad (se evalúa por densitometría) y por la calidad del hueso. La densitometría define si hay osteopenia (menor perdida) u osteoporosis ya considerada enfermedad y obliga a su tratamiento ya que hay mayor probabilidad de fracturas en vertebras, caderas o muñeca. Lamentablemente la calidad del hueso todavía no hay una manera práctica de evaluarla. Debemos recordar que la osteoporosis se puede deber a otras causas: medicamentos (corticoides, antiepilépticos, hormona tiroidea mal suministrada) o varias enfermedades. La osteoporosis ocurre de manera más frecuente en mujeres luego de la menopausia y en hombres y mujeres mayores de 65 años.

¿Que síntomas tiene?
En general es silenciosa y solo se manifiesta al producir microfracturas o fracturas. Por ej. en columna puede aparecer un dolor agudo en la espalda al realizar un esfuerzo por ej. levantar algo pesado, puede haber perdida de altura o deformidad en giba de la espalda. Cuando se produce en cadera se puede ante una caída o tropiezo  producir  la fractura.

¿Que factores predisponen a la osteoporosis?
* Sexo femenino.
* Antecedentes familiares.
* Menopausia antes de los 45 años.
* Delgadez.
* Bajo consumo de calcio y vitamina d.
* Poca actividad física.
* Consumo de cigarrillos y alcohol.
* Intolerancia a lácteos y dieta vegetariana.
* Medicamentos.
* Anorexia nerviosa.

Con respecto al consumo de calcio se debe decir que en la mujer premenopáusica se deben dar alrededor de 1 gramo  1,2 gramos de calcio y en las posmenopáusicas y en adolescentes de cualquier sexo entre 1.2 y  1,5 gramos de calcio por día. 1,2 gramos de calcio te lo provee: 1 litro de leche o medio litro y 2 yogures común o 1 taza de leche más un yogur y una tajada de queso. Siempre hablamos en términos groseros. En cuanto a la vitamina d es de aproximadamente 400 ui por día en mayores de 50 años y 200 ui en menores.

Diagnóstico:
Se realiza con densitometría de cadera y columna lumbar o de cuerpo entero . Los análisis ayudan a evaluar aspectos del metabolismo del hueso y descartar otras enfermedades causantes o que son parecidas.

Prevención:
Realizar la identificación de personas en riesgo (los que tienen los factores predisponentes) realizar densitometría y si se diagnostica osteopenia se realiza prevención con calcio, vitamina d, actividad física programada y a veces dosis de 35 mg de alendronato.

Si se diagnostica osteoporosis:
Dieta con calcio, vitamina d, más ejercicios al menos 30 min 3 veces por semana: aeróbicos, de carga o de resistencia.

Medicación:
Alendronato, Risedronato, Ibandronato y Ácido Zoledronico de aplicación anual. El reumatólogo u osteólogo evaluarán cual es el adecuado para cada paciente. También se deben realizar controles frecuentes para realizar análisis  para evaluar efectividad y una densitometría al año. En cada consulta el reumatólogo interrogará sobre la dieta y la actividad física realizada.